diagram

La línea de productos Reveal® Q+ MAX cuenta con una extracción común a base de agua que permite a los usuarios realizar pruebas para múltiples micotoxinas a partir de la misma muestra preparada. La capacidad de analizar hasta seis micotoxinas representa un ahorro de tiempo y costo potencialmente significativo para los evaluadores de granos. La eliminación de solventes peligrosos en el proceso de extracción ofrece una mejor opción para los empleados y el ambiente. Junto con la línea de lectores AccuScan®, el sistema Reveal Q+ MAX lee, analiza y almacena objetivamente los resultados de pruebas.

Reveal Q+ MAX es un ensayo inmunocromatográfico de flujo lateral, basado en un formato de inmunoensayo competitivo. El extracto pasa a través de una zona de reactivo que contiene anticuerpos específicos para la toxina conjugada con partículas de oro coloidal. Si la toxina está presente, será capturada por el complejo partícula-anticuerpo. Luego, el complejo toxina-anticuerpo-partícula pasa por una membrana, que contiene una zona de toxina conjugada con un portador proteico. Esta zona captura cualquier anticuerpo de toxina no complejado, permitiendo que las partículas se concentren y formen una línea visible. A medida que aumenta el nivel de toxina en la muestra, la toxina libre se complejizará con las partículas de anticuerpo-oro. Esto permite que se capture menos oro-anticuerpo en la zona de prueba. Por lo tanto, a medida que aumenta la concentración de toxina en la muestra, la densidad de la línea de prueba disminuye. Los algoritmos programados en los lectores AccuScan convierten estas densidades de líneas en resultados cuantitativos mostrados en ppb o ppm. La membrana también contiene una zona de control donde un complejo inmune presente en la zona de reactivo es capturado por un anticuerpo, formando una línea visible. La línea de control se formará independientemente de la presencia de la toxina de interés, asegurando que la tira esté funcionando correctamente.